¿En qué consiste la elevación del seno maxilar?

    SiguienteAnterior

    ¿Has consultado a tu dentista sobre la posibilidad de colocarte un implante dental y te ha comentado que no tienes suficiente hueso? ¿Te ha mencionado la posibilidad de llevar a cabo una elevación del seno maxilar?

    Desde Clínica Sicilia en Oviedo, expertos en procedimientos de implantes dentales y cirugía oral, te contamos en qué consiste esta técnica y por qué es beneficiosa para tu caso.

     

    ¿En qué consiste la elevación del seno maxilar?

    La elevación del seno maxilar es una técnica quirúrgica que tiene como objetivo el aumento de hueso en la arcada superior de la boca. De esta forma, se consigue una base ósea adecuada en la que poder colocar implantes dentales, en aquellos casos en los que el paciente no dispone de suficiente altura ni volumen óseo.

    Para ello, se levanta la membrana que recubre el hueso del seno maxilar, creando un espacio entre el hueso maxilar y dicha membrana en el cual se coloca el material para el injerto.

    La elevación del seno maxilar suele hacerse necesaria en las zonas de los molares y premolares del maxilar superior, ya que la altura del hueso disminuye tras la pérdida de estas piezas. Como comentábamos, este procedimiento es necesario como paso previo para la colocación de implantes dentales.

    procedimiento-elevacion-seno-maxilar

    Cuando la pérdida de altura ósea es limitada, se puede realizar una elevación del seno maxilar a través del alveolo que se prepara para el implante. En los casos donde la pérdida ósea es más significativa, es preciso tener acceso a la membrana del seno maxilar a través de la pared literal del seno, con el fin de que el proceso de elevación de la membrana se realice de forma controlada y segura.

    En ocasiones, los implantes se pueden colocar en la misma intervención en la que se efectúa el procedimiento de elevación del seno maxilar.

     

    ¿Existe alguna alternativa a la elevación del seno maxilar?

    Las propuestas alternativas a este tipo de cirugía son normalmente el uso de implantes cortos, que se pueden colocar en el hueso residual bajo la membrana del seno maxilar, o de implantes cigomátivos.

    No obstante, en casos en los que el paciente no desea someterse a esta intervención, lo mejor es que consulte con su implantólogo de confianza. Él mejor que nadie podrá analizar la situación personal del paciente y ofrecerle una solución alternativa en caso de que lo considere oportuno.

    SiguienteAnterior