Charo Prieto presenta una ponencia sobre salud bucodental en un congreso nacional sobre esta disciplina

    SiguienteAnterior

    La higienista dental de Clínica Sicilia, Charo Prieto, participó este sábado en el II Congreso Nacional Multidisciplinar de Salud Bucodental, celebrado en Valencia donde pronunció una conferencia titulada: “El Envejecimiento Saludable de la Sonrisa”, en una sesión titulada “De tú a tú”, creada por primera vez y que son impartidas por Higienistas Dentales.

    En su ponencia, resaltó que “es necesario no descuidar nuestra salud oral a medida que nos hacemos mayores, porque una boca sana es fundamental para nuestra salud general”

    Una temática que considera muy justificada, dado, que según indicó, España tiene 9 millones de personas que tienen 65 años o más y en 2033 esta cifra será de unos 12 millones, es decir, uno de cada cuatro españoles será mayor de 65. Aún más, “nuestro país será el más longevo del mundo en el 2040 ya que tendremos una esperanza de vida de 85,8 años”, destacó. Respecto a estas cifras Charo ironizó indicando: “en algo teníamos que ser los primeros”.

    Prieto cree que, dado que la esperanza de vida ha aumentado, “parece pertinente llevar la atención hacia esos cambios que van a afectar a la cotidianidad de la vida de nuestros mayores, centrándolos en el entorno de la salud oral”.

    Para incidir en la necesidad de tener en cuenta esos cambios que se producen en nuestra boca cuando se envejece, parafraseo el refrán de “por la boca muere el pez”, ya que desde su punto de vista “el hecho de que la cavidad bucal no sea un espacio demasiado grande de nuestro organismo no quiere decir que sea menos importante que otras partes que a priori, lo parecen más”. En este sentido, insistió en que lo que afecta a este entorno “puede hacer que el resto se resienta y mucho” por eso es necesario lo que ella denominó como “la salud de la palabra”.

    Recordó que para poder tener una buena salud es necesario tener en cuenta tres factores: “aceptar el proceso del envejecimiento y conocer los cambios que conlleva a nivel oral, saber cómo estos cambios influyen en la salud de nuestros mayores y fomentar la labor educadora del higienista dental implicándole en la formación de familiares y cuidadores”.

    Hace años, cuando se era mayor, rememoró que “era normal haber pedido la mayoría de los dientes naturales. Hoy en día no es así o no debiera ser así. Unos dientes sanos son fundamentales para la salud general y para la calidad de vida”. Por eso, Charo Prieto insistió en la necesidad de “tomar medidas preventivas que contribuyan a que nuestros adultos mayores puedan seguir disfrutando de unas bocas lo más sanas y funcionales posibles, lo que sin duda redundará en otros aspectos tanto de su vida como sociales: gasto socio-sanitario, economía, bienestar general”.

    Por eso cree que la atención primaria en el paciente adulto mayor “debe tener un enfoque esencialmente preventivo y estar orientada hacia la instrucción tanto del paciente como del personal o familiar que se encuentre a cargo de su cuidado e incluir las diferentes medidas para el control de la placa bacteriana, el cuidado y correcto uso de las prótesis dentales, utilización de flúor en la prevención de la caries radicular, control de afecciones de articulación temporomandibular (ATM) y la detección precoz de cáncer orofacial”.

    Y para conseguir esa prevención cree que “nuestra labor educadora como higienistas es ayudar a las personas a asumir mejor las modificaciones biopsicosociales del envejecimiento y su adaptación a ellas y eso pasa por asumir esta labor no sólo en las consultas dentales, sino en todos aquellos emplazamientos donde residan nuestros adultos mayores”.

    SiguienteAnterior